¿Sidra sin escanciar? No, gracias

945 20 43 57
¿Sidra sin escanciar? No, gracias

En nuestro establecimiento, uno de los restaurantes para bautizos de Vitoriapodrás regar el evento con una estupenda sidra natural. Si en otro post te explicamos qué beneficios tiene para nuestra salud consumirla con moderación, en este queremos explicar por qué se le da tanta importancia a eso de escanciar.


Para empezar, escanciando se pretende que la sidra salga de la misma forma que lo haría del tonel. Al romper el chorro contra el borde del vaso el oxígeno se mezcla con el carbónico que tiene la sidra. Por eso en la Sidrería Restaurante Asturiano El Hórreo tenemos varios escanciadores eléctricos a disposición de nuestros clientes. Escanciándola, la sidra mantiene su aroma y todo tu sabor cogiendo, lo que se dice, un poco de aguja. Si quieres comprobarlo de forma práctica, bebe un culín escanciado y después otro sin escanciar. Te darás cuenta entonces de lo que decimos. 


Si en vez de usar un escanciador eléctrico queremos aventurarnos a hacerlo nosotros mismos, hay unas reglas básicas que todo aspirante a buen escanciador debe respetar. La primera que la postura ha de ser recta pero sin llegar a ser rígida. El brazo que sostenga la botella tiene que estar estirado por encima de la cabeza y el que tenga el vaso estirado también, pero hacia abajo y apuntando hacia el cuerpo. Es importante que sea la sidra la que busque al vaso y no al revés. Si queremos ser aún más profesionales sujetaremos el corcho con los dedos anular y meñique de la mano con la que estemos sujetando el vaso. De todas formas, como no queremos desperdiciar este líquido tan preciado, hasta que cojamos destreza mejor usaremos los escanciadores eléctricos de nuestro establecimiento, uno de los restaurantes para bautizos de Vitoria. 

haz clic para copiar mailmail copiado